¿Víctimas o Líderes?

¿Víctimas o Líderes?

Estos días de tragedia nacional pasarán a la historia como fechas en las que el país entero se vio azotado por la fuerza de la naturaleza, dejando a miles de peruanos en la más absoluta pobreza y sus calles convertidas en auténticas piscinas de lodo.

Aunque en estos momentos todo se vea muy oscuro, también podría convertirse el punto de partida para hacernos más resistentes como sociedad y país.  Las desgracias sirven también para demostrar y sacar lo mejor de las personas e instituciones y aunque la mitad del país lo ha perdido todo, hemos visto como la otra mitad está con las manos abiertas para levantar y asistir a nuestros hermanos compatriotas que están sufriendo.  Nunca antes habíamos visto tantas muestras de apoyo y solidaridad en todo el Perú que ahora son para los afectados  el bálsamo para sobrevivir, sobrellevar y superar al dolor, la angustia y la impotencia.

Ahora tendremos que decidir cómo queremos continuar la historia.  Si queremos seguir siendo víctimas o los líderes  protagonistas de la transformación de una sociedad más, solidaria y compasiva, con mejores infraestructuras pero sobretodo con mayor equilibrio emocional y nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Esta es una oportunidad inmensa para que, desde el rol que nos corresponda, practiquemos valores como la solidaridad y la empatía a través de acciones concretas que nos acerquen y sensibilicen frente a la realidad de los afectados.  Una oportunidad para ser emocionalmente más competentes, porque quien es capaz de sobreponerse a la adversidad, mantener la calma y sobrevivir a semejante catástrofe es capaz de conseguir todo lo que se proponga en esta vida. Aunque las cosas materiales se las lleve el río, se pueden rescatar aprendizajes positivos, de aquellos que se quedarán con nosotros para siempre.

Algunas ideas prácticas:

  • No reaccione, actúe.
  • Todos necesitamos hablar de lo ocurrido para procesarlo y asimilarlo. Permita que sus hijos expresen sus miedos, pensamientos negativos y sus emociones respecto de lo ocurrido. Escúchelos y transmítales el mensaje tranquilizador y de esperanza. Eso les dará seguridad y confianza.
  • Que nuestros sus hijos participen en actividades que fomenten la solidaridad frente a los damnificados.
  • Si está con niños, fomente la práctica de alguna actividad saludable (jugar, cantar, bailar, conversar, ayudar, ver un partido).

 

  • No dramatice. Transmita mensajes de esperanza y optimismo.
  • Exprese sus emociones y sus temores con personas adultas responsables. No asuma y de por válidas todas las versiones. Averigüe.
  • Un desastre natural, también supone un desafío nuevo
  • Acepte lo perdido y piense que recuperarlo solo es cuestión de tiempo y actitud.
  • Mantenga la alerta y actúe con sabiduría y prevención.
  • Si tiene pensamientos positivos, compártalos con los vecinos.
  • No anticipe consecuencias catastróficas de lo que cree que va a ocurrir e intente mantener la calma y la tranquilidad.
  • Rescate los aspectos positivos del desastre. Aquí algunas preguntas de ayuda:

¿Sobreviviste?

¿Llegó la ayuda a tu zona?

¿Tus vecinos, familia, amigos están a salvo?

  • El estrés post-traumático es bastante común en víctimas de los desastres naturales. Si usted o su hijo tienen síntomas de ansiedad (miedo, taquicardias, problemas de sueño, etc.) o depresión (desánimo, falta de energía, desesperanza), busque ayuda profesional.
  • La prevención es trabajo de todos. Construir en lugares peligrosos nos hace más vulnerables a nuevos desastres. No podemos evitar que ocurran los desastres naturales pero si hacerlos menos dañinos. Aprende la historia del lugar donde vives.
  • No esperes a que la autoridad resuelva el problema porque el cambio depende de todos. Trabajemos en equipo. Habla con tus vecinos e Identifica los lugares peligrosos, promueve en tu familia y el barrio el cuidado de la naturaleza y participa activamente en campañas de prevención.

Te necesitamos, de ti depende. ¡Ponte en acción!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *