Conservar los recuerdos en las organizaciones

 

POR IGNACIO GARCÍA DE LEÁNIZ

 

La secuela de ‘Blade Runner’ nos deja interesantes reflexiones sobre la inteligencia artificial y el uso de la memoria en las empresas

Poco antes de ver Blade Runner 2049 cayó en mis manos la portada de la revista The New Yorker de octubre. En la misma, en una avenida urbana, entre los escaparates, un mendigo humano sentado en el suelo pide limosna con una taza de café a los paseantes que son robots camino de sus trabajos. Estos transeúntes podían ser muy bien los nexus protagonistas de la película que nos ocupa, ya que su tesis, esbozada en la primera entrega, es que la inteligencia artificial (IA) acaba imponiéndose a nuestra humana inteligencia, cuando un nuevo blade runner, K -Ryan Gosling- descubre un secreto que podría acabar con el caos que impera en la sociedad. La IA aparece aquí a la vez como remedio y causa de nuestros problemas. El descubrimiento de K le lleva a iniciar la búsqueda de Rick Deckard -Harrison Ford-, un blade runner al que se le perdió la pista hace 30 años.

En ese sentido, nuestra película no anda desencaminada. Si hace un año se publicaba que un programa desarrollado por Google DeepMind había conseguido vencer, por primera vez, a un campeón profesional del milenario juego del Go, un año después, hace apenas cinco días, leemos que otro programa de Google ha sido capaz de enseñarse a sí mismo a jugar al Go de forma imbatible y sin intervención humana en tan solo tres días. Como para tomar nota de lo que se avecina para antes de ese 2049 a que apunta la nueva versión de Blade Runner.

Blade Runner, 2049

Director: Dennis Villeneuve.Nacionalidad: Estados Unidos, 2017 Género: Ciencia Ficción

Pero además del acelerado desarrollo de la IA, la película nos vuelve a recordar el problema de la falta de genuina memoria individual en la población de los replicantes, incluyendo a Harrison Ford. Y ese tema central nos permite una reflexión en paralelo sobre la creciente importancia de la conservación y gestión de la memoria en nuestras organizaciones. En efecto, encuadrada en el campo de la gestión del conocimiento, el concepto de memoria organizacional (OM) incluye el conjunto de datos, información y conocimientos creados a lo largo de una vida profesional en una organización dada. Y como tal, posee en nuestras empresas dos repositorios: los archivos organizacionales por un lado y las memorias de los empleados, por otro. Una memoria organizacional que va a resultar clave en los nuevos planteamientos del design thinking y la transformación digital que ya están entre nosotros.

Ciñéndonos, como en la película, al nivel de la memoria individual de los empleados -que incluye conocimiento y experiencias del pasado y como tal suponen una parte importante del capital intelectual (CI) de una empresa dada- su correcta o incorrecta gestión tendrá un considerable impacto en la cuenta de resultados anual. Porque, como sucedía ya en Blade Runner, nada nos asegura que se ejerza correctamente esa memoria.

En efecto, nuestra memoria profesional puede, como en los protagonistas de nuestra película, sufrir varias distorsiones que Daniel Schacter resume en Los 7 pecados de la memoria que son básicamente tiempo, distracción, bloqueo, atribución errónea, sugestibilidad, propensión y persistencia. Justo, si nos fijamos bien, los accidentes de la memoria impostada que vemos en los replicantes y blade runners de la película.

Y creo que aquí radica el valor formativo de esta secuela. Ayudar a preguntarnos cómo recuerdan nuestras organizaciones y si esos recuerdos son verdaderos o no. De la respuesta que demos dependerá en gran parte la capacidad de aprendizaje e innovación de nuestras empresas. Como dando razón, también organizacional, al verso sabio de Eliot: “Time present and time past, are both perhaps present in time future. And time future contained in time past”. No es poca cosa.

Ignacio Ga rcía de Leániz Caprile es profesor de RRHH en la Universidad de Alcalá de Henares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *